Easy Tales


en version fr version cat version
La liebre y la tortuga thumb
La liebre y la tortuga QRCode
La liebre y la tortuga QRCode

La liebre y la tortuga

La liebre y la tortuga en Android
La liebre y la tortuga en iOS
La liebre y la tortuga Screenshot 1
La liebre y la tortuga Screenshot 2
Un día, una tortuga caminaba por la orilla del río dispuesta a comer un poco de hierba fresca. Era muy simpática y los otros animales, cuando la veían, la saludaban y se paraban a charlar con ella. Todos menos la liebre. La liebre era muy arrogante y siempre decía:

- Mirad, ya está aquí la tortuguita, ¡el animal más lento del bosque! Ten cuidado tortuga, ¡no choques contra un árbol que te romperás el caparazón!- reía la liebre.

La tortuga estaba harta de las gracias de la liebre, así que aquel día le contestó:

- Liebre, te reto a una carrera.
- ¿Una carrera contra ti? ¡No me hagas reír! ¡Soy la más rápida del bosque, tonta! Tienes todas las de perder.

La tortuga le respondió:
- ¡Pues atrévete! Y si gano yo, nunca más volverás a burlarte de mí.
Finalmente, la liebre aceptó el reto orgullosa y sonriente.

Entre todos los animales se decidió el recorrido de la carrera. Era una vuelta bastante larga, debían de pasar por bosques, montañas, ríos, llanos y pedregales. Era un recorrido difícil. El evento tendría lugar al día siguiente, al amanecer. Por último, todos se pusieron de acuerdo en que el búho, el más sensato de todos, sería el árbitro.

Cuando llegó la hora, una multitud de animales se había reunido a los pies de un viejo roble para presenciar la carrera. El búho ululó y así dio la señal de salida. Al oírlo, la tortuga se puso a caminar en seguida. Por el contrario, la liebre, sin prisa y muy segura de que ganaría, se quedó charlando y riendo un rato antes de salir.